Saltar al contenido

Costillas barbacoa (estilo Fosters Hollywood).

costillas barbacoa

Las costillas barbacoa son un plato tradicionalmente americano que tiene al menos 500 años de historia. Su origen se remonta a la época colombina, cuando los antiguos habitantes de Haití y Republica Dominicana cocinaban la carne con ramas verdes, para de esta manera conseguir una cocción más lenta, al no recibir el fuego directamente. Los colonos llamaron barbacoa a esta manera de cocinar la carne, hasta entonces desconocida para ellos.

Más tarde la técnica se extendió por las colonias británicas en Estados Unidos y por esta razón se les atribuye la receta de costillar barbacoa.

En España se popularizó masivamente gracias a la cadena de Restaurantes americana Foster’s Hollywood y es por esto que cuando pensamos en unas costillas barbacoa, lo primero que nos viene a la cabeza es un costillar Fosters Hollywood.

Aquí te enseñaremos a preparar unas costillas al estilo Foster Hollywood desde casa y con un sabor y ternura tan parecidos a los de la receta de el restaurante americano, que te parecerá que estas en él, las visitas se quedarán con la boca abierta.

¿Como se hacen unas costillas barbacoa fosters?

Ingredientes:

  • Un costillar mediano.
  • Salsa barbacoa.
  • Mezcla de especias (ajo en polvo, cebolla en polvo, tomillo y pimentón de la Vera).
  • Cerveza.
  • Pimienta negra.
  • Sal.

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 160°.
  2. En una bandeja de horno colocamos el costillar para asarlo al papillote ( dentro de un “paquete” de papel de aluminio) lo salpimentamos y lo aliñamos con la mezcla de especias por las dos caras, esparciéndolas bien por todo el costillar. Colocamos la parte de la carne hacia abajo.
  3. Añadimos un chorrito de cerveza dentro del paquete y lo cerramos. De esta manera además de cocinarse la carne en su propio jugo, la cerveza ayudará a que la carne quede extra tierna y se desprenda sola del hueso.
  4. Metemos la bandeja en el horno a media altura, con calor arriba y abajo a 160° y horneamos durante 45 minutos.
  5. Pasado este tiempo sacamos el costillar del horno, abrimos con cuidado el papel de aluminio para no quemarnos y untamos bien, con ayuda de un pincel, de salsa barbacoa todo el costillar, por las dos caras. Le damos la vuelta y volvemos a cerrar el papel de aluminio.
  6. Colocamos de nuevo la bandeja en el horno a media altura, subimos la temperatura a 200° y horneamos 20 minutos más, para que la salsa se impregne bien en la carne y se caramelice.
  7. Pasado el tiempo ya podemos apagar el horno y sacar el costillar para emplatar. Tenemos que tener cuidado al abrir el papel de aluminio para no quemarnos y también para que no se nos rompa porque la carne está muy tierna y se nos puede desmontar. Si queremos podemos añadir un poco más de salsa barbacoa o dejarlo así, como más nos guste.

Como veis es muy sencillo preparar estás costillas, la carne se deshace en la boca, además tienen un sabor espectacular. No lo dudeis y animaos a probarlas.

Buen provecho.

También te puede gustar: